3 de marzo de 2013

El pirata y la lavandera II


(Lee antes la primera parte, si no lo has hecho ya)
La furia del agua les despertó empotrando el inestable navío contra unas rocas; las olas rugían, encarnadas en un monstruo de tres cabezas a punto de engullirles. El inexperto timonel luchaba ferozmente por mantener el barco a flote mientras ella pronunciaba atropelladamente incontables padrenuestros. El agua helada afloró en la superficie humedeciendo sus pies y en los ojos de los amantes se reflejó el terror de su inminente destino. Las lágrimas, desterradas de vidriosas pupilas, brillaban como estrellas al reflejo de la luna y se atrevían a volar elevadas por el viento en busca de un mejor compañero de viaje. El valeroso pirata, con las barbas empapadas, estrechó el cuerpo de su reina de los mares, intentando retener su aroma en la memoria mientras el agua inundaba la balsa que languidecía inexorablemente. Le acarició el cabello, jugando con los dorados rizos entre sus dedos, y descendió por su mejilla hasta detenerse en los labios. Los besó, lentamente, como si el tiempo se hubiese detenido para aquellos dos náufragos. La lavandera, temblorosa, respondía con cariño a cada una de sus atenciones.

La lluvia surgió entre las nubes borrascosas para empapar las vestiduras que fueron evaporándose en manos de los tripulantes. Se quisieron entre las costillas, con la lengua, por los ventrículos, besándose en cada pliegue de la piel, disipando las pequeñas gotas húmedas existentes. Descubriendo sus cuerpos como el púber en un espejo, manejando los intrincados mecanismos del amor, hallando los más prohibidos placeres. Amándose como sólo dos almas pueden hacerlo, mimándose los vértices de su cuerpo, perturbando sus sentidos. Pronunciando tequieros empapados por la tempestad y la pena y ahogándose entre profundos gemidos.

Así.

Así se quisieron ellos hasta que no les quedó ni una pizca de aire en los pulmones.




Señorita Disparate me ha concedido mi tercer premio. Muchísimas gracias :)
Dedicado a mis dos críticas favoritas a las que tanto quiero.
¿Hubieses preferido otro final? Cuéntamelo al oído.

24 comentarios:

Sick dijo...

Qué cuento tan romántico y apasionado. Javier es una caja de sorpresas :)

PequeñasonrisadeAmelie dijo...

Las mejores historias son las que no acaban tan bien como nos gustaría.Lo mejor no son los finalesç felices,si no vivir cada instante como si fuera el último.Quéee precioso el final,aunque no esperaba menos =)

Soñaré cada vez que escribas un texto.
Besos llenos de sonrisas♥
P.D.Me encantan estos piratas enamorados.

Emma C. dijo...

Precioso texto y preciosa forma de escribir.

Mei dijo...

Me dijiste que esperabas que me gustara la segunda parte. No, no me ha gustado, nada de nada. Me ha encantado, es pasional pero a la vez tierno...es precioso.
Un beso

plinnn... dijo...

aunque soy de finales felices, tu historia me ha encantado, tanto la primera parte como la segunda, es muy dulce, colorista, y como ya te han dicho, tierna y llena de pasión :) biquiñossss

ele* dijo...

me ha encantado este.
yo también quiero que me quieran así de bien ;)

La chica de las sonrisas prestadas dijo...

Te juro que no encontraría un final mejor. Y sin quererlo, este texto me ha hecho sonreír :)

ZaphireLitz dijo...

Hay pero que ternura de historia, casi que me la vuelvo a leer. Siin duda quien no ama a javier no es de este mundo. Besotes.

http://nubesacuosas.blogspot.com/

SuperG dijo...

Eso es amarse y lo demás tonterías jejeje.

Precioso como siempre. Como tú!!!

la hija de caronte dijo...

Este es sin duda el cuento más triste de javier, las historias de amor casi nunca tienen finales felices, verdad? muás

Niniel dijo...

Niña,ya sabes lo que pienso ;)Muchas gracias por dedicarmelo y por servirte como crítica!!!! Yo también te quiero mucho!!!
Muaks!!!

Michelle Durán dijo...

A eso le llamo yo "decir BIEN las cosas " . . .
¡ saludos !

InfusionDeLotoNegro dijo...

La única forma que permito para que muera el amor, es que mueran los dos amantes.
(Se que realmente no es así, pero debería serlo)

No me esperaba menos del final, no me esperaba menos de ti, niña de los cuentos.


Por cierto quizás leo mal entre líneas, pero me parece que este es un cuento de Javier, y a quien se lo cuenta (su amada) está en el hospital, (no sé si muriendo).
Si fuera así, me parece una forma maravillosa de decirle que estará con ella hasta el final.

poetadebotella dijo...

no yo no hubiera preferido otro final, me gusta el final que le diste al cuento del señorito Javier...!:)
muuuah

MeryC dijo...

A mí no me importaría nada quedarme sin una pizca de aire si es de esa manera.

Un muá(h) y un sugu de piña!

rombo dijo...

He disfrutado de nuevo leyéndote...

Ellie dijo...

Encantador y trágico final, aunque no me importaría quedarme sin aire así.
¡felicidades por el premio!
muá :)

La sonrisa de Hiperión dijo...

Muchas veces es que nos acaba faltando el aire.

Saludos y un abrazo.

Vane Alive dijo...

Niña que escribió un sueño..
escribe un sueño para mi!!!
Un abrazo

Sombras en el corazón dijo...

La pasión se desborda :0)
De todas maneras a mi si me gustan los finales felices, porque creo en ellos :0) (una que no sólo es ilusa sino que además disfruta siéndolo)

Un besazo, guapa

Indiae dijo...

Me gustaría que Javier viniese a contarme cuentos alguna noche, y a cambio le regalaba una cometa de aire.

(narices
pecosas)

Armist dijo...

Hasta ahora no entiendo cómo tus historias me fascinan tanto ♥

Sentimientos! dijo...

Hola
la trama de tus escritos me atrapa muchísimo.
Gracias por compartirlos.
Nos seguimos visitando.


Un beso enorme

ÓNIX dijo...

Ese final me pareció perfecto.

Dio pie a que se amaran como nunca, a que se entregaran de la forma más apasionada posible, porque no importaba nada más, lo único que podía disipar el miedo que los embargaba, era la fuerza de amor que los unía...

Fantástico.