3 de marzo de 2013

Amaranta


Amaranta recorta muñecos de papel. Piensa que, exactamente a la una y once de la tarde, uno de ellos -de los tantos que inundan su mesa- la guiñará un ojo y entonces ella le besará, humedeciendo con sus labios el papel.

5 comentarios:

SkinnyBitch.Andrea dijo...

No sé qué intentabas transmitir con esta entrada, igual yo tengo un día sensible pero me ha hecho llorar. Sigo leyéndote, un beso.

SuperG280 dijo...

Genial como no podía ser de otra forma. Te agrego para seguirte.

Con que esto era... interesante proyecto.

Un beso guapa.

Sara dijo...

Bienvenida, yo tambien empecé con el blog hace unos días, me seguiré pasando. Un saludo.

lis.en.silencio dijo...

Muchas gracias, yo también te seguiré :)

Eres muy dulce escribiendo!

La niña que escribió un sueño dijo...

Muchas gracias a todos :)